Tipos de Audífonos

El audífono es un dispositivo electrónico que amplifica la señal acústica para que los sonidos sean audibles para el usuario.

Existen diversos tipos de audífonos en función de su forma y lugar de colocación. Los más usados son los siguientes:

 

Retroauriculares (BTE). Son los audífonos que se colocan detrás del pabellón auditivo y están conectados a un molde de plástico que se coloca en el oído externo. Son los audífonos que ofrecen una mayor potencia e incorporan más características que otros audífonos más pequeños. Son utilizados por personas que padecen una pérdida de audición leve a profunda. Audífono BTE
Audífono Open Fit  Open – Fit. Al igual que los retroauriculares, estos audífonos van detrás de la oreja y suelen ser de tamaño pequeño. Cuentan con un tubo fino que los conectan con el interior del canal auditivo y no necesitan de molde salvo en los casos de pérdida en frecuencias graves. Está indicado para usuarios con pérdidas leves – moderadas y a personas que conservan los graves.
RIC / RITE. Aunque son similares a los retroauriculares, se diferencian de éstos en que el auricular se sitúa en el canal auditivo. Esto permite una mayor ganancia para frecuencias agudas. Está indicado para pacientes con pérdidas moderadas a severas. Audífono RIC
Audífono ITE  Intrauriculares (ITE). Se colocan dentro del oído, ocupando toda la concha y parte del canal auditivo.
Intracanales (ITC). Colocados dentro del conducto auditivo externo, tienen una gran limitación anatómica, ya que no son aptos para oídos pequeños. Son usados en pacientes con pérdidas auditivas de leves a severas. Audífono ITC
Audífono CIC

CIC. De menor tamaño que los audífonos intracanales, los CIC se colocan en el canal auditivo. Son aptos para pérdidas de audición de leves a severas.

 

Nuestros profesionales le asesorarán para elegir el tipo de audífono más adecuado para usted.

Imágenes cedidas por Phonak.